Cómo hacer queque de vainilla

A todos nos gusta el queque de vainilla (especialmente a los niños). De todos los postres que existen en la repostería internacional debe ser quizás el más universal. Sencillo de preparar, con un sabor inenarrablemente delicioso, combina con lo que prefiramos: un vaso de refrescante chicha morada en verano, una taza de chocolate caliente en invierno, un refresco, un café, etc.

El asunto es que a todos se nos antoja una buena ración de queque de vainilla de vez en cuando, pero no siempre estamos cerca de una repostería o bodega que lo venda. Pues no hay problema, seguro que tenemos a la mano un par de huevos, mantequilla, leche, harina y azúcar, así que con un poco de tiempo y unas gotas de esencia de vainilla prepararemos el postre anhelado y podremos compartirlo con nuestros seres queridos. A continuación les dejo la receta.

Ingredientes

  • Un paquete de 125 gramos de mantequilla o margarina
  • Una taza y media de azúcar rubia (aproximadamente 350 gramos)
  • Dos tazas y media de harina preparada (aproximadamente 675 gramos)
  • Una taza de leche evaporada
  • Dos huevos
  • Dos cucharadas de esencia de vainilla.

Preparación

  1. Como primer paso precalentamos el horno a fuego medio o 160 grados.
  2. Lo segundo es preparar la quequera o molde. Para ello untamos toda la superficie interior con un poco de mantequilla o margarina y luego lo cubrimos con un poco de harina. Esto hará que la masa no se peque al molde al momento de hacer el horneado.
  3. Ahora nos toca empezar a hacer la masa. Ponemos en un bol o recipiente el azúcar y la mantequilla (o margarina), batimos hasta obtener una pasta sin grumos.
  4. Agregamos un huevo y seguimos batiendo para unirlo a la masa. Repetimos con el otro huevo.
  5. Seguidamente añadimos de a poco la esencia de vainilla mientras seguimos batiendo.
  6. Incorporamos la harina (de preferencia usando un cernidor) y batimos hasta que se incorpore completamente a la masa.
  7. En este punto vertemos poco a poco la leche mientras continuamos batiendo.
  8. Ya tenemos todos los ingredientes incorporados a la masa y proseguimos batiendo hasta que veamos que presenta una textura uniforme y suave.
  9. Muy bien. Es tiempo de poner la masa en la quequera o molde que hayamos preparado y lo introducimos en el horno por aproximadamente 45 minutos (el tiempo es promedio: si el horno está a temperatura muy alta el queque se cocerá en menos tiempo, y si está a baja temperatura necesitaremos unos minutos más).
  10. Para saber con seguridad si nuestro queque ya está listo debemos estar pendientes de que adquiera su tradicional color marrón y esparza ese sabroso aroma a vainilla. En ese momento lo pinchamos con un tenedor: si el tenedor sale con masa hay que dejar que siga horneándose un poco más, pero si el tenedor sale limpio es hora de apagar el horno y dejar enfriar nuestro postre para desmoldarlo y repartirlo entre los nuestros.

¿Vieron qué fácil?. ¡Hora de comer…!

  • juan c

    me gustooooooooooooo