Cómo hacer guiso de pollo con tocino

El pollo es un alimento omnipresente. Diariamente millones de hogares consumen pollo y lo hacen sobretodo en las preparaciones habituales: pollo frito, guiso de pollo, sopa, milanesa, etc. Es tanto su consumo que también diariamente nos hacemos la misma pregunta: ¿qué cocino hoy?. Y es que nuestros hijos llegan a hartarse de las mismas preparaciones y con justa razón exigen que seamos innovadores con los alimentos.

Sí pues, es la historia de siempre y de todos. Pero no hay que alarmarse. Si el pollo está a nuestra disposición no hay porqué consumirla siempre en los mismos preparados. Con una buena receta y sencillas instrucciones podemos sorprender a nuestra familia y prepararles un plato que sea sencillo, delicioso y sobre todo económico.

En esta ocasión vamos a preparar un sabroso guiso de pollo con tocino. Como verán a continuación, la elaboración del plato es sumamente fácil, y vuestros hijos lo agradecerán. Manos a la obra.

I) INGREDIENTES:

  • 1/2 pollo.
  • 100 a 200 gr. de tocino.
  • 50 gr. de arvejitas (también conocido en otros lares como guisantes o chícharos)
  • 1/2 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de caldo de pollo (o agua)
  • aceite vegetal
  • sal
  • pimienta

II) PREPARACION:

1) Cortamos el pollo en presas medianas.

2) Sazonamos las presas de pollo con sal y pimienta, restregando los condimentos hasta que se impregnen en las presas.

3) Cortamos el tocino en cubos pequeños.

4) Picamos la cebolla y molemos los dos dientes de ajo.

5) Pelamos los tomates y luego de quitarles las semillas picamos en cubitos. También pelamos la zanahoria y picamos en cubitos o cortamos en rodajas, a gusto del cocinero.

6) Separamos las arvejitas (chícharos o guisantes).

7) Reservamos una taza de caldo de pollo. Si no se tiene caldo preparado se puede comprar en cualquier bodega un cubito de caldo (Maggi, Knorr, o de cualquier otra marca) y disolvemos la mitad del cubito en agua caliente. Opcionalmente también se puede usar una taza de agua, pero es preferible usar caldo de pollo.

8) Una vez que tenemos listos todos los ingredientes doramos las presas por algunos minutos en una olla mediana con aceite bien caliente, recordando revolverlas de vez en cuando para que se doren parejo. Cuando estén doradas se retiran las presas y se reservan.

9) En el mismo aceite se fríe la cebolla picada y el ajo molido por dos minutos, revolviendo de vez en cuando.

10) Se incorpora el tomate picado y los cubos de tocino. se mezcla y se deja cocinar por tres minutos más.

11) Luego agregamos las presas de pollo doradas y la zanahoria picada. Mezclamos.

12) En este punto añadimos el caldo de pollo (o agua) y las arvejitas. Mezclamos bien, tapamos la olla y dejamos cocinar por espacio de 20 minutos.

13) Rectificamos la sal si hace falta. Es posible también echarle una pizca de ajinomoto para potenciar el sabor, a gusto de cada uno.

14) Finalmente se sirve con arroz blanco cocido.

Eso fue todo. ¿Difícil? No. Para nada. ¿Caro?. Tampoco, es un plato sumamente económico. ¿Delicioso?. Por supuesto, ya lo comprobará cada uno al degustarlo.

Provecho.